Entradas del Blog

En días pasados MIT Media Lab publicó unas imágenes muy interesantes sobre la investigación y proyecto de crear tatuajes corporales que sirvan de tablero táctil. Las imágenes, los diseños y el impacto visual son muy positivos. Pero puede esto tener alguna consecuencia a largo plazo?

Si bien es verdad que desde hace mucho tiempo el cuerpo puede aceptar objetos con alto desarrollo tecnológico, como un marca pazos, por otro lado, estos objetos no incluyen ningún tipo de ondas.

Al empezar a usar objetos que se interrelacionen con otros, como lo es una "pantalla táctil" unida a un computador, empiezan a generarse ondas de diversa índole. Sobre el efecto que estas ondas puedan generar, se han armado muchos debates, y existen muchos puntos de vista: los creadores de los dispositivos van siempre a defenderlos. Por el contrario, las personas que han sido víctimas de alguna enfermedad donde la posible causa sean las ondas, como lo dicen a veces del cáncer, van siempre a decir que aún no hay suficientes investigaciones para constatar que las ondas no tengan efectos sobre la salud.

Es verdad que este tipo de objetos, como los tatuajes, se presentan como un "gadget" atractivo, innovador, y al alcance de la mano de muchos. Sin embargo, la evolución de estos está aún por definirse. Por ejemplo, desde hace más de 10 años pude observar proyectos sobre el implante de chips. Parece ser que a nivel mundial hay más de 10 mil personas en el mundo con chips implantados, según afirma el diario El Clarín. Estos chips se implantan generalmente entre el índice y el dedo gordo de las manos, y guardan información secreta, generalmente claves de acceso, además de la posibilidad de activar, prender y apagar otros dispositivos. Se manejan desde una aplicación del teléfono, y actúan por campos electromagnéticos.

Lo que debemos pensar, además del impacto de la tecnología sobre el cuerpo humano, son los otros elementos que esto empieza a generar: dependencia absoluta de la tecnología, riesgo de ataques de hackers sobre información archivada en el cuerpo humano, riesgo de seguridad personal...etc. es por esto que algunos empiezan a hablar de cyborgs, organismos cibernéticos o seres humanos tecnificados.....

La única forma de tener el control...y no "dejarse controlar" por la tecnología sería el informarse y conocer bien su impacto y alcance, a mediano y largo plazo, y tener la información suficiente para analizar los pros y los contras, y así poder decidir sobre el futuro de nuestro cuerpo con la tecnología. Así entonces el límite, no estaría dado por una condición física, sino por el alcance de nuestro conocimiento.